Las posadas, significado.

Las posadas se celebran en México durante los nueve días antes de navidad, del 16 al 24 de diciembre.

Posadas navideñas. Del 16 al 24 de diciembre se llevan a cabo las posadas, que son una tradición muy importante en México para celebrar los nueve días antes de la Navidad.

 

TE RECOMENDAMOS Talento navideño en CQRO

 

Durante los festejos, las personas acostumbran a disfrutar de un ponche caliente, comer tamales, fruta y dulces de los aguinaldos y romper la piñata; pero ¿sabes cuál es el origen y la historia de las posadas navideñas?

 

Las posadas se caracterizan por hacer alusión al peregrinaje, que según la religión católica, realizaron María y José antes del nacimiento de Jesús durante los nueve días que les tomó llegar a Belén.

 

Durante su viaje, buscaron un lugar dónde alojarse y pasar la noche, de ahí nace el término pedir posada, que luego le dio nombre a la celebración.

 

Las posadas navideñas en México

El origen de estas fiestas mexicanas se remonta a la época de los mexicas, quienes celebraban el nacimiento del Sol durante el solsticio de invierno entre el 20 y 23 de diciembre. Durante La Conquista, los españoles se dieron cuenta que coincidían con las fechas de Navidad, por lo que aprovecharon la fecha para cumplir con su tarea de evangelización.

 

De este modo, la imagen de Huitzilopochtli fue sustituida por la de María y José y en vez de hacer celebraciones de tres días, se aumentó a nueve para simbolizar el tiempo de embarazo de María. De ahí que las posadas empiecen cada 16 de diciembre y se celebra la última en 24, el día del nacimiento de Jesús.

 

La primera posada que se hizo en México, según la Arquidiócesis Primada de México, fue en un convento agustino de Acolman, cerca de Teotihuacán y no fue sino hasta 1587, el Papa Sixto V le dio permiso oficialmente a Fray Diego de Soria para hacer nueve misas antes de Navidad.

 

El significado de las posadas navideñas

Con el tiempo, las posadas salieron de los conventos para hacerse en los barrios y colonias de México al mismo tiempo que se integraban elementos como los peregrinos, la piñata y las letanías.

 

Al ser fiestas religiosas, las posadas están cargadas de simbolismos y esto es lo que significa cada uno de los elementos que necesitas para una posada tradicional:

Peregrinos
Son la representación física que simboliza a Jesús y María en su peregrinaje de Nazaret a Belén y es por eso que sus figuras deben llevarse al inicio de la procesión.

Letanías y rezos
Cada posada debe iniciar con un rosario y las letanías que se cantan están basadas en el Evangelio que narran las travesías de los peregrinos antes de llegar a Belén, de acuerdo con el sitio Catholic.net.

Aguinaldos
La fruta y los dulces que se reparte a cada uno de los peregrinos es una tradición que, según Catholic.net, iniciaron los monjes franciscanos que comenzaron con las posadas. Estos eran un agradecimiento para los que aceptaban la religión católica.

Piñata
Según el semanario religioso Desde la fe, la forma tradicional debe ser una estrella de siete puntas, pues representa los pecados capitales: soberbia, avaricia, gula, lujuria, pereza, envidia e ira. Es por eso que los que le pegan, deben tener los ojos vendados, pues simboliza a la fe ciega.

Palo para la piñata
La piñata debe romperse a palazos, pues según Desde la fe, el palo de madera representa a Dios que le da las fuerzas para vencer las tentaciones. Además, señala que los niños deben dar 33 vueltas con los ojos vendados para recordar los años de vida de Cristo.

 

TE RECOMENDAMOS Camionetas Van se suman a QroBùs

 

Velas y luces de bengala
Según la tradición católica, simbolizan parte del ritual que hacían los aztecas durante el festejo del nacimiento del Sol, pues solían prenden velas durante las celebraciones.

Ponche
La bebida como tal no tiene un significado religioso, sino que responde más a una preparación con los ingredientes de la temporada como la guayaba, el tejocote, cañas y manzana.