Josef Ganz, el «olvidado» padre del Volkswagen

El prototipo de Ganz se construyó en 1930 y un biplaza en 1931. Por su forma, lo llama «abejorro», estaba totalmente patentado y diseñado para grandes marcas como Adler, BMW o Mercedes.
Josef Ganz presentó su ‘Volkswagen alemán’ ante Adolf Hitler en el Salón del Automóvil de Berlín de 1933, pero como judío, pronto fue arrestado por la Gestapo y se borró cualquier conexión entre él y lo que pronto se convirtió en el «proyecto Volkswagen de Hitler».
.
.
Nacido en 1898 en Viena, en 1910, un periódico elogió al niño del entonces imperio Austro-Húngaro: “El joven técnico promete convertirse en un hombre famoso». El niño llamado «Seppl», representado con un elegante traje de marinero, ha desarrollado un dispositivo de protección para los tranvías eléctricos de Viena. Se le concede la patente: ¡Ganz solo tiene doce años! «Seppl» estudia y el joven Josef Ganz se convierte en editor en jefe de la revista “Motor-Kritik” (crítica) en Frankfurt, Alemania.
.
ganz
.
En las pruebas de automóviles, se queja de que los fabricantes de automóviles alemanes no pueden ofrecer vehículos asequibles, fabricados en serie al estilo Ford T o un diseño avanzado. Así que en 1923 diseñó un «coche muy pequeño» con una carrocería redondeada. Más tarde, desarrollado con un bastidor tubular central, ejes pendulares y motor trasero, convierte a Ganz en un visionario codiciado.
.
El prototipo se construyó en 1930 y un biplaza en 1931. Por su forma, lo llama «abejorro», está totalmente patentado y diseñado para grandes marcas como Adler, BMW o Mercedes. La compañía Standard de Ludwigsburg dice sí a las ideas de Ganz y anuncia el nuevo automóvil pequeño Standard Superior de Ganz como un “Volkswagen alemán”. un Volkswagen, uno para todos.
.
El ingeniero brillante cree en el progreso. Tanto es así que incluso le complace que Adolf Hitler quiera movilizar a la gente en la calle, como Hitler anunció en el salón del automóvil de Berlín de 1933. Durante el recorrido, el dictador se demora en el Standard Superior durante mucho tiempo. Largo, muy largo observa el auto de la fábrica Standard Fahrzeugfabrik de Ludwigsburg. Se trataba nada menos que del tercer intento de popularizar su prototipo, tras dos versiones anteriores que, si bien no habían conseguido una gran producción, sí se había hecho muy popular entre los entendidos del sector.
.
.
De hecho, la versión anterior al Standard Superior, el Maikäfer, llegó a ser probado por Ferdinad Porsche, ingenieros de Daimler-Benz y de Bayerische Motoren Werke (BMW), empresas a las que prestará sus servicios como consultor.
.
Alguien le pregunta a Ganz ¿Te sientes honrado? Definitivamente. Pero Ganz es judío lo que no le importa en absoluto. Sí, un hostil nazi ya lo había llamado «plaga judía» pero Ganz se había defendido con valentía legalmente. Con éxito. Todavía.
.
El Standard no fracasa sobre sí mismo, sino después de la crisis económica. Luego viene la Gestapo. Después de un mes en prisión, Ganz vuelve a estar libre. Pero ya no es un ingeniero, solo un judío. Standard y Mercedes tienen que despedirlo, su nombre es tabú. Todo se vuelve invisible. Un viejo cliente le advierte: Hitler difícilmente permitirá que “su Volkswagen” sea estropeado por las patentes de un judío.
.
ganz
.
Entiende completamente y huye a Suiza en 1934. Su padre una vez escribió para el periódico Neue Zürcher Zeitung, además Ganz conoce bien el país y tiene parientes ahí. En 1938, el Tercer Reich lo despojó de su ciudadanía y de todas sus patentes. Ahora el Escarabajo se arrastra como un automóvil KdF (Kraft durch Freude = Fuerza proporcionado por alegría), llamado así por la organización de trabajadores nazi, desarrollado luego por Ferdinand Porsche a instancias del Führer. Es más; hasta el propio Hitler dibuja un boceto del nuevo «Volkswagen” .
.
Todos estos diseños se muestran asombrosamente similar al Standard Superior de Ganz. Bueno, de esta forma en el taller de proyectos de Zuffenhausen (Stuttgart) nace el Volkswagen Tipo 1. Pero entonces ya corría el año 1938.
.
Así que Ganz comienza de nuevo. Financiado por el gobierno suizo, ahora está construyendo prototipos de un “Volkswagen suizo” que la compañía de cortacésped RAPID va a fabricar. Pero nuevamente los nazis se interponen en su camino: en 1939 comienza la Segunda Guerra Mundial. En el Reich alemán se convirtió el Volkswagen a Kübelwagen para el ejercito, en Suiza se pospuso el proyecto del automóvil. Y el brazo de la Gestapo llega hasta Zürich: En un informe de la policía francamente antisemita en la tan neutral Suiza, se dice que este “extranjero indeseable” está ganando dinero con las partes interesadas. ¡Un «parásito» que incluso conduce un automóvil a pesar de estar suscrito al transporte público! Todo esto se transmite a la prensa.
.
El escándalo resultante lo protegerá por el momento. Solo por el momento: las autoridades suizas son ahora un alborotador.
.
Después de la guerra comienza el proyecto RAPID pero solo se están construyendo 36 (El Museo Suizo del Transporte en Lucerna muestra uno de los dos «Volkswagen suizos» existentes basados en los planos de Ganz y también un Standard Superior de 1933). Ganz se queda sin nada y está demandando a la compañía Volkswagen, finalmente quiere sus derechos, pero también se le considera “un tipo difícil”.
.
Todavía en St. Moritz, en la carrera de bobsleigh, el equipo suiza gana el oro olímpico en 1948, gracias a la nueva suspensión de Ganz pero Suiza no se lo agradece: en 1950 fue arrestado en circunstancias que aún no están claras hasta el día de hoy. ¡Expulsión! Solo tiene 24 horas para dejar el país. ¿Ahora que?
.
ganz
.
Josef Ganz se rinde. Los proyectos, la búsqueda del reconocimiento … y él mismo. Ahora tiene 52 años, está en la quiebra, está desempleado y es un don nadie apátrida. Solo quiere irse. Lo más lejos posible. A partir de ahora, trabaja en Australia para la marca Holden de General Motors pero el Vochito lo persigue: en su pequeño apartamento alquilado en Melbourne, lee sobre el millonésimo fabricado en 1955, lee del ingeniero de Mercedes Béla Barényi quien le impone el rango del padre de los escarabajos, al igual que el ingeniero de Tatra, Hans Ledwinka … pero todo solo se menciona como nota a pie de página.
.
Pero luego, en 1961, de repente parece un final feliz. La República Federal de Alemania quiere otorgarle la Cruz Federal al Mérito, y el jefe de Volkswagen, Heinrich Nordhoff, le escribe personalmente que ahora lo necesitan como ingeniero en Wolfsburg. Todo brilla. Después de todos estos años … Él quiere ir a Wolfsburg, pero un infarto lo derriba. Ya no puede. En 1965, Volkswagen se encuentra en el escarabajo número diez millones. Ganz, el controvertido ingeniero de automóviles, un don nadie solitario, se rebela por última vez. “¡Yo inventé el Volkswagen!”, cita un periódico local.
.
.
Sólo, enfermo, desempleado y endeudado, Josef Ganz murió en 1967 a la edad de 69 años en Melbourne, Australia pero su Volkswagen se siguió fabricando hasta bien entrado el siglo XXI. Se vendieron 21 millones de unidades tras 81 años de producción casi ininterrumpida. El último se fabricó en México el 30 de julio de 2003. Para entonces, este Escarabajo ya convivía con el Volkswagen New Beetle, un simpático compacto de diseño retro, pero nunca fue la revolución de la movilidad que fue su abuelo, el vochito .
.
Fuente: Paul Schilperoord, diseñador industrial y autor holandés que investigó la historia de Josef Ganz durante años, y en 2005 encontró un luchador en un pariente suizo de Ganz, el experto en comercio electrónico Lorenz Schmid de Wichtrach, Berna. Su abuela era prima de Ganz. El resultado fue el libro «La verdadera historia del Volkswagen ”VW Beetle» y el emocionante documental cinematográfico «Ganz: How I Lost My Beetle», recientemente estrenado. 
.
Link a la película completo (en él se habla alemán e inglés):
Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email