La herencia culinaria de Chepina

Chepina Peralta fue la primera persona reconocida de forma masiva como cocinera en la televisión mexicana.

Tras el fallecimiento de la presentadora y cocinera Chepina Peralta, es importante conocer la enorme herencia que deja a la cultura mexicana.

.
Luego de enterarnos del fallecimiento de Chepina Peralta, que en vida fuera una prolífica presentadora, cocinera y escritora de libros, nos pareció importante hablar de sus legados a nuestra cultura gastronómica. Son muchos y los ponemos en práctica día a día.
.

 

1. Fue la primera celebridad culinaria en la televisión mexicana

Antes de la aparición de cocineros famosos, medios especializados y redes sociales, Chepina fue la primera persona reconocida de forma masiva como cocinera en la televisión: logró más de 7 mil emisiones al aire y cinco décadas de carrera.

 

Varios cocineros crecieron viendo sus programas y tomando inspiración de sus guisos. Pero, sobre todo, fue una persona del gusto popular y muchos de los recetarios de las casas mexicanas tienen algunas o varias recetas de su autoría.

 

2. Gastronomía y nutrición

Las recetas de sus programas siempre tuvieron gramaje preciso (aunque sencillo de hacer, con cucharas o tazas). Además, ella habló siempre de las propiedades nutricionales de los ingredientes y defendió a la comida balanceada: ya hablaba de limitar el consumo de carnes rojas, aumentar las verduras y comer más pescado.

 

TE RECOMENDAMOS : Inédito desfile de momias egipcias.

Una de sus recetas más famosas es la sopa de verduras en tres tiempos (picar, freír y agregar agua). ¡Cualquier principiante puede hacerla!

 

Ella sabía que en México había mala alimentación y que la solución era la educación nutricional. En muchos de sus programas nos enseñó el plato del buen comer, el balance calórico y hasta a porcionar adecuadamente.

www.nexusaltermedia.com.mx

 

3. Dieta para padecimientos

Chepina escuchaba mucho a su audiencia y leía las cartas de sus seguidores. Muchas eran amas de casa preocupadas por cuidar a algún diabético, hipertenso o persona con obesidad.

 

Procuró enseñar recetas mexicanas y de fácil elaboración, pero reducidas en azúcares, sales y grasas: ella era nutrióloga y por eso la elaboración de sus platillos sí tenían fundamentos clínicos.

 

La cocinera y presentadora nos enseñó a comer postres sin azúcar, pastas integrales, guisados con queso blanco, a usar los hongos y a hacer nuestro yoghurt de búlgaros (antes de llamarlo “kefir” y subirlo a Tiktok).

 

4. En defensa de la cocina casera

En su tiempo, la cocina todavía era vista como una “obligación” de las mujeres; un rol que tenían que desempeñar ellas en el hogar, fueran talentosas o no. Por esa razón, buscó facilitarles la vida y darles herramientas para hacer dicha carga más llevadera.

 

Chepina siempre utilizó productos populares y económicos; cosas que pudiéramos comprar en un mercado como jitomates, chayotes, calabazas o nopales. Sus recetas tenían pocos pasos y su método para varios platillos era muy práctico: cortar, poner en la cacerola y guisar.

 

De hecho, hizo varios libros específicos “para la recién casada”, “para la tercera edad” y “para la alimentación infantil”.

 

5. Economía del hogar

Antes que nada, Chepina pensaba en las mujeres jefas de familia. Se sentía con una gran responsabilidad porque sabía que su ejemplo era visto por miles de ellas. Su lenguaje fue sencillo, pero directo. Era una gran oradora.

 

TE RECOMENDAMOS Helados de maíz

En sus recetas procuraba que nada se desperdiciara; nos enseñó a planear de forma inteligente el menú de la semana y a utilizar hasta los restos de verdura o las venas de los chiles. Fue un ícono de muchas mujeres que encontraron escucha y alivio de sus tareas cotidianas, así como también notablemente en su presupuesto.

 

Sabiendo todo esto, no pierdas oportunidad de volver a ver sus videos y recetas, de buscar sus libros y revivir sus enseñanzas. Es el mejor homenaje que podemos rendir a su gran labor.

 

Héctor Gil es el chef investigador de Candelilla, el anti-restaurante que rescata la identidad mexicana a través de experiencias sensoriales que cambian y platillos basados en técnicas originarias. Pueden conocer acerca del proyecto en www.candelilla16.mx

 

FB candelilla IG @candelillamx

Con información de Gourmet de México / Ollín Velasco y Héctor Gil de Candelilla, el anti-restaurante.

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email