¿La propina es obligatoria?

Es importante saber nuestros derechos y obligaciones como consumidores.

Cuando asistes a un establecimiento ya sea restaurante, hotel, bar, cantina y te llevan la cuenta; o cuando te reciben el coche con el servicio de Valet Parking, ¿Estas obligado a darles propina?

 

Se ha convertido en una costumbre que los establecimientos en nuestro país que prestan un servicio piden propina. Existen dos formas de pedirla, la manera educada: Tienen anuncios pegados en el establecimiento o un botecito en algún lugar muy visible que de alguna forma te incitan a dejar propina por cuenta propia; la manera exigente: Esta forma suele ser agresiva o tramposa y es cuando el mesero o el personal del establecimiento la exige, imponen un porcentaje o determinado monto, la incluyen en la cuenta sin informártelo o si no dejas se enojan y son groseros.

 

Y los turistas son un blanco fácil para aprovecharse de ellos, porque en muchas ocasiones el personal de los establecimientos les dice que en México es obligatorio dejar el 20% de la cuenta en propina o se las incluyen en la cuenta sin previo aviso. Si pagan con una cifra mayor a la de la cuenta no les devuelven el cambio, entre otras artimañas que, a fin de cuentas dan una mala imagen al extranjero porque se van con la idea de que -en todo México son así-.

 

También te puede interesar: Chambao Fashion Grillhouse, gastronomía, rusticidad y arte. 

 

Sea de la forma que sea, las empresas  han sabido manipular a los clientes para sentirse obligados a dejar propina. Pero es importante saber nuestros derechos y obligaciones como consumidores.

 

Empecemos por saber ¿Qué es la propina? La propina en México es una gratificación voluntaria, la cual busca incentivar al personal a mantener un buen servicio y calidad del producto. Así que no importa el establecimiento que visites, la categoría que sea y en el lugar que sea de nuestro país

¡LA PROPINA NO ES OBLIGATORIA, JAMÁS!

 

La Procuraduría de la Defensa al Consumidor, PROFECO,  recomienda pero no obliga a que la propina debe oscilar entre el 10 y 15 % del consumo total. Si te percatas de un incremento en tu cuenta, te recomienda preguntar al mesero por qué hay una diferencia entre la suma del consumo y el total del ticket. Si dice que es por la propina, el consumidor puede negarse a pagar la imposición y no solapar prácticas ilegales.

 

Si el responsable del lugar pretende que se pague la propina porque es “política de la casa”, el consumidor puede recordarle que se trata de una gratificación voluntaria y que no hay recurso legal alguno que obligue a darla. Si amenazan con no dejarte ir hasta que pagues la propina, el artículo 10 de la Ley Federal de Protección al Consumidor prohíbe realizar acciones que atenten contra la libertad de los consumidores.

 

Te Recomendamos: IQT y MóvilQro Bús mejorarán experiencias

 

Las multas para quienes no acaten las normas  y cobren la propina de manera obligatoria van desde los seiscientos pesos hasta los dos millones de pesos.

 

propina

LA PROPINA Y EL TRABAJADOR

Por otra parte, a pesar de que cuando se contrata al personal se especifica que percibirán un salario mínimo más propinas (aunque éstas no son seguras) el dueño en ocasiones exige un porcentaje de las propinas.

 

Para estos casos la Ley Federal del Trabajo nos dice en el Artículo 346:  Las propinas son parte del salario de los trabajadores  y en el Artículo 347: Los patrones no podrán reservarse ni tener participación alguna en ellas.

 

Es importante que como consumidores conozcamos nuestro derechos, de lo contrario el establecimiento, o su personal, podrían aprovecharse.

 

Si tienes alguna queja, puedes comunicarte a Profeco al teléfono gratuito  800 468 8722.

 

 

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta