¿Porqué no se conmemora el fin de la guerra de independencia?

El pasado sábado 16 de septiembre, se conmemoró 208 años del inicio de la guerra de independencia, y una de las preguntas que surgen es el por qué no se conmemora la culminación y triunfo por parte del ejército trigarante.

 

Por Viviano Barrios

27 de septiembre de 1821 es el día en donde el ejército comandado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero llegan a la mítica Ciudad de México, marcando así el término de la guerra de independencia. Lo curioso de este suceso es que en la actualidad es poco recordado, lo que lleva a un cuestionamiento del por qué no se recuerda esta fecha si lo más conveniente sería tener presente el día en el que México consiguió su libertad.

 

Al parecer, cierto sector de la sociedad mexicana tiene en su mente más presencia de sucesos dramáticos, es por eso que el conflicto e historia que comienza con la campanada en Dolores Hidalgo se hace presente con más entusiasmo cada 16 de septiembre por todo el país.

 

A decir verdad, el conseguir que la hoy República Mexicana fuera libre, requeriría de un proceso más detallado y complicado para realizar un proyecto nacional y así fortalecer los cimientos y objetivos por los que lucharon por varios años.

El olvido del significado real de independencia parece que se convirtió en uno de los pilares poco reconocidos, degradando el propósito que implicaba ser una nación independiente. Este poco reconocimiento a la consumación, podría ser por la disputa que habría entre los grupos que se encontraban en conflicto: Realistas e Insurgentes, siendo la diferencia de ideales y por lo tanto de objetivos uno de los problemas.

 

 

Las confrontaciones e ideales se vieron reflejadas nuevamente en los primeros años de México como país libre, ya que ante la imposición de un Imperio Mexicano representado por Iturbide, se tuvo que recurrir a un derrocamiento y a retomar el conflicto para desarticular una república que al parecer seguiría en choque entre liberales y conservadores.

También en ese deterioro político se hacía presente la primera celebración oficial del Grito de Independencia, declarándose en 1823 como fiesta nacional el día 16 de septiembre, y en el año 1825, el primer presidente de la historia mexicana, Guadalupe Victoria, conmemoraba el suceso como un emblema a nivel nacional.

 

México, en el presente, sigue luchando por mejorar como nación, una lucha que sigue en el periodo actual, al recordar los inicios de los ideales independentistas, sobre todo con los altibajos que se han estado viviendo alrededor del país, tal vez, la constante lucha que se vive día con día, hace referencia y se convierte en sinónimo de valentía, una osadía que Don Miguel Hidalgo se atrevió a enaltecer en el día en que se tocaron las campanadas, haciendo un llamado al cambio, una transición que seguirá y tendrá más presencia entre la mente de la sociedad mexicana, aunque quizá, recordar a los que lograron la independencia también sería necesario para no olvidarse del suceso que hace de México una nación independiente.

Con este artículo damos la bienvenida a Viviano Barrios, quien se suma a nuestro equipo de colaboradores…

 

 

Deja una respuesta