Destruyen 2.7 toneladas de pirotecnia

Destruyen autoridades 2.7 toneladas de pirotecnia asegurada en la zona metropolitana de Querétaro

Destruyen pirotecnia. Con la finalidad de evitar riesgos a las familias queretanas y salvaguardar su integridad, la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCQ), en estrecha coordinación con autoridades federales, municipales y cuerpos de emergencias, participó en la destrucción de 2.7 toneladas de pirotecnia decomisada en la zona metropolitana  de Ciudad Querétaro durante las pasadas fiestas decembrinas.

 

TE RECOMENDAMOS Temporada de exposiciones Galería Libertad

 

El material pirotécnico, destruido bajo la supervisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), fue asegurado como resultado de los operativos interinstitucionales realizados en distintos comercios, mercados, tianguis y principales vialidades de los municipios de Querétaro, Corregidora y El Marqués, a fin de inhibir la comercialización y uso de artículos explosivos, considerados de alto impacto, debido a que se producen con dinamita.

 

pirotecnia cdqro

Destruyen 2.7 toneladas de pirotecnia

Dichos operativos contaron con la participación de elementos de la Coordinación Estatal y Coordinaciones Municipales de Protección Civil, así como de Bomberos de Querétaro, la Policía Estatal y Policías Municipales; personal de la Dirección de Inspección Municipal y efectivos de la SEDENA.

 

Resultado de estas acciones implementadas de manera conjunta en la zona metropolitana de Querétaro, se realizó el retiro de 2.7 toneladas de material explosivo, parte de este considerado de alto impacto, como los llamados “Garra de Tigre”, “Cara de Diablo”, “Hulk”, “Crisantemos”, entre otros, los cuales pueden ocasionar la pérdida de la vista o el oído, la amputación de alguna de las extremidades e incluso provocar la muerte.

 

TE RECOMENDAMOS Homenaje póstumo a violinista Francisco Muñoz

 

Autoridades de los tres niveles y personal de cuerpos de emergencias, reconocieron la importancia de la participación ciudadana para denunciar la comercialización de este tipo de material, a través de la línea de emergencias 9-1-1, así como reportar cualquier situación de riesgo y con ello coadyuvar a fortalecer la cultura de autocuidado.