El árbol de navidad, sus orígenes

es acompañado por la representación del nacimiento de Cristo

Origen del árbol de navidad. Uno de los momentos más esperados de la Navidad, para mayores y pequeños, es el de decorar el árbol. En los últimos tiempos se han creado numerosas tendencias para personalizarlo, más allá de las clásicas.

 

TE RECOMENDAMOS  Presentan Sindicato Nacional Azteca

 

Ya sean artificiales o naturales, lo cierto es que se trata de compañeros inevitables y entrañables de las fiestas. ¿Pero cuál es su historia, y cómo han llegado a cobrar tanta importancia?

 

¿Cuál es el origen del árbol de navidad?

Diciembre es una época llena de festejos que se adorna con luces de colores, encuentros, cenas, comidas y los tradicionales árboles de navidad. Acerca de este ícono navideño existen muchos mitos que nos hablan de su origen y cómo es que lo adoptamos.

 

Aunque actualmente hay todo tipo de modelos, tamaños y colores, el árbol de navidad fue una tradición más modificada por la evangelización.

 

El árbol de navidad es acompañado por la representación del nacimiento de Cristo, el hijo de Dios que fue dado a luz por María. El árbol representa la vida y la estrella en la cima la estrella de Belén que los reyes magos siguieron para dar con el paradero de Jesús.

 

Pero más allá de los elementos que actualmente componen al árbol de navidad y el significado que tienen, hay una historia sobre el origen de esta tradición.

Origen Celta

Esta se remonta a una tradición celta, conocida como “paganas” ya que no estaba en concordancia con las tradiciones cristianas.

 

Cuando los cristianos llegaron al norte de lo que ahora es conocido como Europa, observaron que los celtas celebraban el 8 de diciembre el nacimiento de Frey, su Dios de la lluvia, el sol naciente y de la fertilidad, relacionado con las cosechas.

 

Su tradición consistía en adornar un árbol, que para ellos simbolizaba el Universo —en la copa los dioses, en las raíces los muertos— con antorchas.

 

En la historia, la evangelización y las conquistas siempre han transformado las tradiciones nativas ante la imposibilidad de erradicarlas, haciéndolas suyas, tomando elementos en común y convenciendo a los pueblos originarios de que las adopten.

 

El pueblo celta no fue la excepción. Su tradición fue cambiada: En su árbol, en lugar de las antorchas se colocaron manzanas en referencia al pecado original de Adán y Eva, así como velas que simbolizaban para ellos la luz de Cristo. Además, se cree que la forma triangular del pino es para representar la Santísima trinidad.

 

Con el paso del tiempo, las manzanas fueron sustituidas por esferas; mientras que las luces tomaron el lugar de las velas.

 

Actualmente la tradición está vigente con sus pequeñas modificaciones: árboles de colores, añadir escarcha y luces de colores, esferas de todo tipo, incluso personalizadas.

 

árbol de Navidad

Origen en la Edad Media

Para conocer el origen del árbol de Navidad debemos remontarnos a la Edad Media, como Historia del árbol de Navidad 5de costumbre. A una época muy temprana: nada menos que el siglo VIII. El protagonista de nuestra historia es un misionero que tiempo después sería conocido en la Iglesia como San Bonifacio.

 

Se encontraba paseando por el bosque cuando se encontró con un grupo de paganos, a punto de talar un árbol de gran tamaño para realizar un sacrificio humano. Se acercó a ellos y les detuvo, mostrándoles el motivo: había divisado que bajo el tronco creía un pequeño retoño de abeto.

 

Les pidió que indultaran a éste y le dejaran llevárselo consigo. Los paganos cedieron, y San Bonifacio plantó el joven árbol en su hogar, donde creció y le acompañó durante toda la Navidad.

 

Tiempo después, en 1539, la catedral de Estrasburgo decidió rendir homenaje a San Bonifacio. Para ello plantaron un abeto en su patio, durante la Navidad, y lo adornaron con alegres motivos.

 

Otras iglesias de la región decidieron imitar el gesto. Pronto la idea se extendió, y ya para el siglo XVII se había convertido en una auténtica tradición, adoptada por la mayoría de los hogares cristianos.

 

TE RECOMENDAMOS Fiesta decembrinas en el Mercado La Cruz

 

Sin duda el árbol de navidad es una de las tradiciones más emblemáticas de la festividad y como todo en el mundo, sigue evolucionando, manteniendo parte de su esencia.