Universitaria de Querétaro exporta videojuegos con perspectiva de género

A través de su empresa Rhey-chan, la universitaria Raquel Jiménez, trabaja en tres proyectos multimedia, donde sus protagonistas son femeninos.

A poco más de un año de haber arrancado, la firma Rhey-chan, de Raquel Jiménez, alumna de la carrea de Diseño Gráfico Multimedia de la Universidad Mondragón México (UMx), ya exporta sus creaciones a una empresa productora de videojuegos en España.

 

Jiménez Lacueva forma parte del grupo de estudiantes de la Universidad, que a partir de quinto semestre, optan por la conclusión de sus estudios por medio de la creación de una empresa, bajo la modalidad de Emprendizaje.

ve también: Darú Topping Sushi, proyecto de franquicia de la Universidad Mondragón

 

 

“Para graduarse, nuestros estudiantes tienen dos opciones: Alternancia en el que combina estudios y experiencia laboral por dos años en alguna empresa con el apoyo de de la Universidad o echar a andar su propia empresa, con apoyo de expertos y coaches”, explica Garazi Lazkano, coordinadora del programa de Emprendizaje de la UMx.

ve también: Visita Querétaro el presidente de la Corporación Mondragón  del País Vasco

La propuesta de Rhey-chan es el desarrollo de personajes e historias con perspectiva de género, al señalar que a la industria multimedia, en general, le hace falta un mayor desarrollo de personajes femeninos en los.

Normalmente -explica- en las historias de videojuegos donde el personaje femenino es la protagonista, tienen que ser salvada o tienen un carácter muy fuerte; la tachan de “marimacha” o mandona, que no puede ser buena líder y siempre está destinada a ser la mamá de, la novia o esposa de…

 

“Hay muy pocos personajes con los que las niñas, adolescentes y en general las mujeres podamos sentirnos identificadas”, destaca la universitaria.

 

 

Para Raquel, originaria de España, el camino no fue fácil, incluso abandonó la carrera en su país de origen, porque en la escuela no apoyaron sus aspiraciones para poder expresarse a través de la ilustración. “Perdí mis sueños y amor a la profesión”, recuerda.

Pero a su llegada a Querétaro, hace tres años, decidió darle al diseño una segunda oportunidad. “Al buscar alternativas educativas encontré la Universidad Mondragón México, me gusto la propuesta, apliqué y platiqué con el director de la carrera, Aníbal Villa, y poco a poco recuperé mis ideales de poder expresarme a través del dibujo, videojuegos y películas de animación”, describe.

 

En quinto semestre, optó por la opción de Emprendizaje y junto con una compañera, formó una empresa. Sin embargo, el proyecto no se concretó porque su socia se tuvo que ir a vivir a otro estado, por lo que decidió retomar los trabajos que ya estaba realizado en España

“Tengo experiencia en diseño de personajes, pero más bien lo veía como pasatiempo, que con el cambio de planes decidí desarrollarlo formalmente en un proyecto de emprendimiento”, cuenta.

 

Así surgió Rhey-chan. El nombre es una combinación de palabras, entre su nickname, Rheydt -del personaje Escala de Viento de la serie Naruto- y el vocablo japonés “chan”, que se le agrega a los nombres de las personas para hablarles con respeto y cariño, describe.

 

Desde el semestre pasado, se dedicó a formalizar el negocio, como a darlo de alta en Hacienda, buscar y generar clientes y crear estrategias de mercadotecnia.

El primero, cuenta la estudiante, es un videojuego en el cual diseña, desarrolla el mundo, cada uno de sus personajes y la historia.

 

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario