Haz un refrigerio escolar saludable

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro emite recomendaciones sobre cómo preparar un refrigerio escolar saludable, el cual, forma parte de la dieta de los niños que asisten a la escuela, y sirve para proveer la energía y nutrientes necesarios entre comidas, así como para evitar lapsos de ayuno de más de cuatro horas.

 

Cabe recordar que una alimentación correcta se basa en el Plato del Bien Comer y cubre las necesidades de nutrimentos y energía que el cuerpo necesita. Todos los días, el cuerpo debe recibir tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y 2 refrigerios (media mañana y media tarde).

 

Un refrigerio saludable debe contener un alimento de cada grupo: verduras y frutas, cereales y tubérculos, y alimentos de origen animal. Se debe preparar con higiene, desinfectando frutas y verduras, manteniendo porciones adecuadas e incluyendo agua simple potable.

 

Se aconseja integrar a niñas, niños o adolescentes en la selección de sus alimentos. Para el refrigerio, se recomienda:

 

  • Utilizar frutas y verduras de temporada.
  • Planear un menú para toda la semana y colocar en un lugar visible, el refrigerador, por ejemplo.
  • Comprar todos los alimentos que se van a utilizar en la semana para que siempre estén disponibles y sea más fácil armar los refrigerios.

 

Un buen refrigerio escolar favorece un correcto desarrollo, con peso y estatura correcta para cada edad; mejora la concentración y el aprendizaje, ayuda a mantener una buena salud, previene enfermedades y evita la mala nutrición, es decir, sobrepeso, obesidad o desnutrición.

 

 

En caso de que se vaya a comprar el refrigerio en la escuela, es importante enseñar a niñas y niños a tomar decisiones informadas para consumir alimentos saludables como fruta picada, sándwich de jamón, una quesadilla con tortilla de maíz, o bien pepinos y jícama con limón y chile.

 

Servicios de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ) cuenta con 78 mil 691 menores de 5 años de edad en control nutricional, de los cuales, 7.5% tienen sobrepeso u obesidad y 5.7% presentan  algún grado de desnutrición.

 

Asimismo cuenta con 79 mil 191 menores de entre 5 a 9 años de edad en control nutricional, de los cuales, 13% presentan sobrepeso u obesidad y 5.7% bajo peso.

 

A todos ellos se les da seguimiento y se brinda orientación a madres y padres para fomentar hábitos saludables, como alimentación adecuada, actividad física constante y consumo de agua simple, con el fin de evitar retraso en el crecimiento, desarrollo y aprovechamiento escolar de los menores.

 

Si deseas más información de cómo armar un menú de refrigerios saludables, puedes acudir a la unidad de salud para que te orienten. Asimismo, es importante llevar a tus hijos e hijas a valoración de crecimiento; es simple, y con la toma de peso y talla se puede tener su diagnóstico nutricional.

 

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *